Si estás eligiendo los muebles para la habitación infantil de tu bebé, déjanos aconsejarte sobre un accesorio imprescindible que agradecerás tener cerca cuando nazca el peque. Te hablamos del cambiador-bañera de bebé convertible en cómoda. Parece una simplicidad, sin embargo, te será muy útil a la hora de asear y cambiar al peque.

¿Por qué comprar un mueble cambiador con bañera para el bebé?

Seguro que cuando empieces a utilizarlo le encontrarás muchos más beneficios, pero queremos contarte algunas ventajas que seguro te hacen decidirte por uno:

 Orden y almacenamiento. Seguramente será uno de los beneficios más importantes que te aporte un cambiador-bañera para bebé. A la hora de asear al peque necesitarás tener muy cerca y lo más a mano posible una serie de utensilios y accesorios necesarios para su cuidado e higiene. Pañales, toallitas o pañuelos, cremas...

Con un mueble bañera cambiador podrás almacenar todas estas cosas que necesitará tu peque durante su aseo personal. Si cuentas con un cambiador con espacio de almacenamiento no tendrás que ir guardando todos estos objetos en diferentes espacios de su habitación o, lo que es peor, en otra estancia de la casa.

Esto te permitirá, además, tenerlo todo a mano y ordenado para que sepas exactamente dónde está cada cosa. Así no correrás el riesgo de tener que mover al peque contigo si tienes que desplazarte a otro lugar a recoger aquello olvidado, ya que no debes dejarlo solo en ese momento bajo ningún concepto.

 Comodidad. Un mueble cambiador con bañera de bebé resulta mucho más cómodo para los papás, ya que este tipo de mobiliario queda a la altura perfecta para poder manipular al bebé a la hora de bañarlo, cambiarlo y asearlo. No será necesario recurrir a una cama o una mesa, por ejemplo, las cuales no están específicamente diseñadas para la tarea de asear al bebé.

Y, por supuesto, también, en relación a la primera ventaja. Siempre será mucho más cómodo y fácil cambiar y duchar al bebé si tienes todo lo que necesitas cerca. De este modo no tendrás que hacer una lista mental de todo lo que debes llevar a la zona de aseo del peque, porque ya estará todo listo para usarlo en el momento que sea.

 Control (del bebé). Los cambiadores para bebés están diseñados para ellos, por este motivo siempre asearás a tu peque en un entorno concreto que está pensado especialmente para este momento. Esto te permitirá tener más control sobre él y sobre la situación, lo que facilitará mucho más la tarea y te ayudará a terminar más rápido.

Cambiador de bebé con bañera de Alondra

Mueble bañera con cambiador para bebé convertible en cómoda

Una de las novedades más recientes de Alondra es el mueble bañera-cambiador de bebé convertible en cómoda (2en1).

Una de las características más llamativas de este cambiador para bebé es que es convertible. Queremos resaltar esta peculiaridad del mueble porque normalmente los muebles bañera se utilizan durante los primeros meses del bebé. Sin embargo, el cambiador bañera de bebé de Alondra es convertible en cómoda (incluye 4 patas para su transformación), por lo que puedes utilizarlo para completar la habitación infantil-juvenil del bebé y obtener más almacenamiento.

El mueble cambiador de bebé con bañera está equipado con cuatro cajones con sistema de cierre suave (soft close system). El cajón superior no se puede abrir, ya que es donde se coloca la cubeta y la espuma del cambiador. El resto de cajones dispone del suficiente espacio de almacenaje para todas las cositas del bebé.

Desde Alondra recomendamos utilizar nuestro cambiador de espuma (ref. R-VE1) con cualquiera de las fundas ajustables para bañera con rizo incluido (ref. 633). Están disponibles en diferentes estampados y colores, para que elijas el que más se amolde a la decoración y estilo de la habitación del bebé.

Estos son los modelos que puedes elegir de nuestro catálogo de cambiadores con bañera de bebé convertible de Alondra, en diferentes combinaciones de colores:

 Muebles bañera con cambiador marca Alondra